Dificultades al hacer envíos de dinero al extranjero

Escrito por Davies en enviar dinero / Tiempo de lectura: 5 minutes.

Dificultades al hacer envíos de dinero al extranjero

La globalización de la economía mundial tiene numerosas consecuencias; una de ellas, quizás una de las más evidentes, es la movilidad tanto de personas como de capitales. Hay algunos países, como España, con un entorno razonablemente próspero que acoge a trabajadores que han salido de otras naciones, como Colombia, Venezuela o la República Dominicana, donde las condiciones de vida son más duras. La inmigración es un fenómeno culturalmente enriquecedor que además permite dar dignidad a personas que en sus lugares de origen posiblemente no tuvieran acceso a algunos recursos de los que disfrutamos en Europa.

Consecuencia de esta emigración es, precisamente, que las personas que vienen a los países más desarrollados consiguen acumular cierto dinero que les llega no solamente para sobrevivir en su nueva residencia, sino para enviarlo a sus seres queridos que se han quedado en casa. Estos envíos de dinero, en ocasiones, pueden ser fundamentales para sostener economías domésticas en los lugares que los reciben. Por eso es importantísimo que las transferencias se realicen de forma adecuada.

No obstante, los métodos más utilizados hasta ahora para completar estas transferencias tienen una serie de inconvenientes que complican mucho el procedimiento. De cara a hacer envíos de dinero, es de gran ayuda saber qué puede fallar para buscar opciones que eviten estos problemas y ahorren molestias. ¿Quieres que te ayudemos a identificarlas? En las siguientes líneas te daremos las pautas que necesitas.

Problemas que debes evitar al enviar dinero al extranjero

Quienes hayan utilizado los sistemas habituales disponibles, a día de hoy tendrán perfectamente ubicados estos inconvenientes recurrentes a la hora de hacer envíos de dinero.

  • El tiempo que tardan. Tanto las transferencias bancarias internacionales como los envíos a través de agencias pueden demorarse varios días, o semanas en el peor de los casos. Por supuesto, hablamos de días laborables; no cuentes con los festivos o los fines de semana. A la hora de hacer envíos de dinero una de las cualidades más valoradas es la rapidez, puesto que normalmente el dinero se requiere en su destino lo antes posible. Por eso debes buscar alternativas que ofrezcan envíos instantáneos. Ten en cuenta que los métodos comunes sí que ofrecen actualmente la posibilidad de que tus divisas lleguen en horas o incluso minutos, pero se considera un servicio Premium que lleva aparejados los sobrecostes correspondientes, por lo que tampoco resulta la opción más sensata.
  • Tener que ir en persona. Aunque ya muchos bancos y agencias ofrecen la posibilidad de tramitar las transferencias a través de internet, en ocasiones, por el volumen de dinero o por tratarse de destinos con características particulares, te exigen desplazarte de manera presencial a la oficina de la agencia o del banco encargado de hacer la gestión. Esto requiere que pierdas varias horas de tu vida, posiblemente aguantando colas de espera, sin contar además con los costes que te pueda suponer trasladarte. En la medida de lo posible es preferible optar por sistemas completamente digitalizados y que no requieran acciones físicas en ningún caso.
  • Costes elevados de la gestión. Las agencias de transferencia son negocios, y como tales tienen que obtener beneficios. En estas operaciones, la fuente de sus beneficios eres tú. Es muy probable que a cambio de su servicio te apliquen tarifas y comisiones que, en ocasiones, pueden ser de cuantías desmesuradas, tan altas que no puedas permitirte hacerte cargo de ellas. Lo ideal es emplear un método donde las comisiones sean, si no mínimas, lo más bajas posible.
  • Demasiados intermediarios. En el fondo los problemas anteriores tienen su explicación aquí. Tú, un individuo, quieres hacer envíos de dinero a alguien, otro individuo, que está en otro lugar del planeta. Los sistemas tradicionales requieren que haya más gente entre medias, otras personas o instituciones, que se encarguen de transportar el dinero de un sitio a otro y de lidiar con todas las trabas burocráticas que surjan. Esa gente necesitará que tú vayas en persona a llevarle las divisas, tardará cierto tiempo en cumplir el trabajo y cobrará un cierto importe por hacerlo. Si localizas un sistema que permita transferir directamente, te ahorrarás todo este lío.
  • Falta de seguridad. Una transferencia internacional es un procedimiento muy complejo con demasiadas cosas que pueden salir mal. Demasiados pasos, demasiada gente implicada, demasiado riesgo de que alguien se entrometa y de repente tu dinero se esfume y no le llegue a su destinatario. El fraude es un peligro que no se debe descartar. Más que recomendable, es imprescindible utilizar un medio con un sistema de seguridad suficiente.

Las criptomonedas, la forma más efectiva de hacer transferencias internacionales

En los últimos años ha surgido una opción que permite evitar esta serie de problemas en los envíos de dinero. Se trata de las criptomonedas, o monedas virtuales, cuyas características las hacen idóneas para completar operaciones de este tipo. Básicamente se trata de dinero sin soporte físico, en formato digital, que ejecuta todas sus operaciones a través de la red, lo que por supuesto elimina la necesidad de hacer ninguna gestión de manera presencial.

Las criptomonedas se basan en la tecnología de cadenas de bloques o blockchain, que garantizan un nivel total de seguridad. Todas las operaciones que se hagan con ellas se almacenan en un bloque que está interconectado tanto con el anterior como con el siguiente, de manera que es imposible modificarlo o borrarlo. De ahí que el riesgo de fraude sea ínfimo.

Además, el sistema que rige las criptomonedas no está centralizado: no dependen de ninguna entidad externa, así que pueden transferirse directamente entre usuarios sin que haya intermediario alguno. Así, prácticamente quedan eliminados los problemas tanto de comisiones como de tiempo necesario para los envíos de dinero: en apenas unos segundos el receptor lo tendrá en su poder.

Criptomonedas como Davies son el método que está llamado a revolucionar el futuro de los envíos internacionales de dinero. Si quieres conocer mejor esta y otras funcionalidades de la tecnología, no dejes de seguir nuestro blog, en el que te iremos informando de sus aspectos más relevantes.