Prestamistas particulares y privados

Escrito por Davies en prestamos / Tiempo de lectura: 5 minutes.

Prestamistas particulares y privados

Necesitas dinero.

Quieres comprarte ese coche, o esa casa, o montar ese negocio que te cambiará la vida, o simplemente darte ese capricho con el que llevas tantos años soñando.

Pero lamentablemente, con el dinero que hay ahora mismo en tu cuenta corriente no te llega.

¿Pedirle un crédito a un banco y estar años pagando intereses?

No parece la opción más apetecible.

 

Tienes dinero.

Después de años de trabajar duro has conseguido juntar un capital. Quizás no sea una fortuna, pero es el fruto de tu trabajo, así que te llena de orgullo.

Eso sí, estaría bien que tuviera algo de rendimiento y generara beneficios, que en el depósito del banco no hace nada.

¿Compras acciones? ¿Juegas en la bolsa?

Demasiado arriesgado. No serías el primero que lo pierde todo.

Si te encuentras en alguna de las situaciones anteriores probablemente lleves tiempo buscando sin éxito una solución satisfactoria a tu problema.

No te preocupes, porque por fin la has encontrado: con Davies puedes ejecutar de forma rápida y sencilla préstamos a particulares.

¿No sabes en qué consisten? No te preocupes, enseguida te los explicamos. ¡Sigue leyendo para conocer todos los detalles!

 

Qué son los préstamos entre particulares

Cuando te hablan de dar o conceder un préstamo, probablemente de manera automática asocies la idea a la necesidad de que haya alguna institución financiera entre medias: un banco, una agencia prestamista, etcétera.

Es normal que lo creas, porque durante mucho tiempo ha sido prácticamente imposible hacerlo de otra manera. Sin embargo, gracias al surgimiento de tecnologías como las criptomonedas, el público tiene a su disposición alternativas más eficaces e incluso más éticas.

El concepto del préstamo entre particulares es en realidad tan sencillo como suena.

Se trata simplemente de que un individuo particular le preste dinero a otro, sin tener por qué recurrir a ninguna otra entidad como intermediaria. El dinero que se mueve no procede de los fondos propios de ninguna organización dedicada a este tipo de trámites, sino que es de personas corrientes.

De esta manera se consiguen varias ventajas:

  • Trámites más ágiles. Al prescindir de los intermediarios eliminamos mucha burocracia superflua, con lo que conseguimos que todo el proceso sea mucho más rápido y fluido.
  • Reducción de costes. No hay terceras personas involucradas que vayan a quedarse con comisiones, lo que supone beneficios tanto para el prestamista como para el prestatario.
  • Servicio personalizado. Al tratarse de un negocio particular entre personas, no dependen de que nadie externo les imponga ninguna condición. Las partes son libres de fijar el importe, el tipo de interés, las cuotas y los plazos que consideren oportunos.
  • El hecho de que las características del préstamo se puedan configurar al gusto permite a un prestamista especializarse en un tipo concreto de clientes con los que se sienta más cómodo. Así, como los conocerá mejor, podrá ajustar de forma óptima los distintos parámetros del préstamo.
  • Variedad de fuentes. La persona que reciba el dinero no dependerá en exclusiva de un solo proveedor, lo que le dará más margen de acción y capacidad de negociación.

 

Cómo pueden las criptomonedas ayudar en los préstamos entre particulares

Criptomonedas como Davies son un instrumento muy útil para poder convertirse en prestamistas particulares.

La principal característica de las divisas electrónicas es que no están centralizadas: su valor no depende de ninguna organización que les dé respaldo, sino que el precio cotiza a diario en función de la oferta y la demanda de sus usuarios.

Esta misma naturaleza descentralizada hace que se adapten perfectamente a un sistema de préstamos en el que no se requieren intermediarios.

Pero además hay otra serie de utilidades que las convierten en herramientas muy adecuadas:

  • Sin restricciones de tiempo o espacio. Las criptomonedas no tienen soporte físico, sino que todo su proceso de funcionamiento está en internet. Esto significa que se puede operar con ellas desde cualquier lugar del mundo y a cualquier hora, sin las limitaciones que implica tener que acudir en persona a la oficina de un banco. Así, los prestamistas particulares pueden, por ejemplo, financiar proyectos en otros rincones del planeta, y los prestatarios beneficiarse de estas ayudas que quizás ningún banco local estaría dispuesto a dar.
  • Instantáneas. La transferencia de criptomonedas se realiza en apenas unos segundos, independientemente de dónde se encuentre el prestamista o el receptor del dinero. Se acabó esperar horas, días o semanas a que nadie autorice la operación.
  • Máxima seguridad. Las criptomonedas se basan en la tecnología blockchain o de cadena de bloques. Resumiendo, consiste en que todas las operaciones quedan registradas en un bloque de una cadena, entrelazadas con las demás, de forma que no se puede alterar una sin que afecte a las otras. Por tanto, falsificar o eliminar una operación es una posibilidad que desaparece, previniendo así los fraudes.

 

Conviértete en prestamista particular con Davies

¿El sistema te resulta interesante? ¡Pues manos a la obra! Con Davies es muy fácil pasar a ser prestamista particular y poner tu dinero a trabajar mientras ayudas a otras personas.

El proceso es muy sencillo.

Solo tienes que registrarte en la aplicación, validar tu identidad, hacer una compra de Davies y, cuando los tengas en tu poder en tu wallet, hacer una oferta de préstamo en la sección correspondiente. Tú fijas las condiciones, y si a alguien que necesite dinero le interesan, contactará contigo para que lleguéis a un acuerdo.

¿Te da miedo que no te paguen? No te preocupes. Todos los usuarios tienen una puntuación pública que evalúa su fiabilidad sobre operaciones anteriores, lo que te servirá para elegir bien a quién dejas tu dinero. Pero además, si fuera necesario nosotros facilitaremos a las autoridades toda la información que hiciera falta para tramitar cualquier denuncia por hurto o robo.

Ya ves que todo son ventajas y facilidades para que el sistema de préstamos entre particulares se convierta en la forma de financiación del futuro que ya está disponible hoy.

¡Anímate a probarlo! Y si tienes cualquier otra pregunta sobre su funcionamiento, ¡no dudes en consultarnos!